The M+G+R Foundation

La Transubstanciación

La Conversión del Pan y el Vino en el Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo

¿Se está haciendo de forma correcta?



PROPÓSITO

NO ESTAMOS poniendo en duda las fórmulas aprobadas para la consagración del pan y el vino establecidas originalmente por el Concilio Vaticano II y que, con las modificaciones por los Pontífices Romanos que lo han considerado apropiado, son parte del Magisterio de la Iglesia. Lo que estamos haciendo es:

(a) Revelar en qué momento clave dentro de la liturgia Eucarística tiene lugar la Transubstanciación; y
(b) Denunciar las desviaciones que se salen de las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia.


INTRODUCCIÓN

El Misterio más grande de la Fe Católica es la Transubstanciación. A través de este milagro las substancias que constituyen el pan y el vino se convierten en las substancias del Cuerpo y Sangre de nuestro Señor Jesucristo, mientras mantienen la apariencia física del pan y el vino.

El milagro de la Resurrección de Jesucristo es más fácil de aceptar y comprender que el de la Transubstanciación. Sin embargo, para nosotros, la Transubstanciación es más concreta y real que la imponente estructura de la Basílica de San Pedro.

Cada día más y más hostias les están siendo dadas a los fieles sin haber experimentado el milagro de la Transubstanciación. Con lo cual, a millones y millones de católicos se les priva del Cuerpo y Sangre de nuestro Señor Jesucristo en un tiempo en que el Pan del Cielo es más necesitado que nunca para la fortaleza espiritual.

Los fieles confían en que están consumiendo el Cuerpo y Sangre de Jesucristo pero, en muchos casos, se les está dando un trozo de pan - en apariencia y en substancia. Esta aberración debe ser puesta en evidencia y detenida en la medida, y en que el marco de tiempo, permitido por los acontecimientos escatológicos previstos.


DETALLES

Base de la Argumentación

Sin importar el formato de Oración Eucarística utilizado (I, II, III ó IV), antes de entrar en detalles podemos decir que la Transubstanciación tiene lugar en algún momento dentro del intervalo de tiempo abarcado por:

(A) El momento en que las manos del oficiante son extendidas sobre las ofrendas; y cuando
(B) Las palabras "Haced esto en conmemoración mía" (en el idioma correspondiente) son proclamadas.

La posición oficial del Magisterio es que la Transubstanciación tiene lugar:

(a) Para el pan, cuando el oficiante recita lo siguiente sobre la Hostia de la patena:

Tomad y comed todos de él, porque esto es mi Cuerpo, que será entregado por vosotros.

(b) Para el vino, cuando el oficiante recita lo siguiente sobre el vino del cáliz:

Tomad y bebed todos de él, porque éste es el cáliz de mi Sangre, Sangre de la alianza nueva y eterna, que será derramada por vosotros y por todos los hombres para el perdón de los pecados. Haced esto en conmemoración mía.

No podemos estar de acuerdo con esa creencia oficial y tenemos una base sólida para respaldar nuestra postura. Sin embargo, si la Plegaria Eucarística se ofrece tal como la prescribe el Magisterio - en particular, en lo que concierne a los puntos (A) y (B) ya mencionados - entonces, nuestra discrepancia con la creencia oficial realmente no tiene importancia.


El tema en cuestión

¿Quién causa el cambio de substancia? Es Dios, a través del hombre, Quien causa el cambio y Su Espíritu Quien lo hace.

Examinemos las dos partes de la Oración Eucarística que sabemos que están involucradas en la Transubstanciación.

Parte I
- La imposición de manos y la recitación de...

[Oración Eucarística I] "Bendice y santifica, oh Padre, esta ofrenda, haciéndola perfecta, espiritual y digna de ti, de manera que sea para nosotros Cuerpo y Sangre de tu Hijo amado, Jesucristo, nuestro Señor."

[Oración Eucarística II] "Santo eres en verdad, Señor, fuente de toda santidad; por eso te pedimos que santifiques estos dones con la efusión de tu Espíritu, de manera que sean para nosotros Cuerpo y + Sangre  de Jesucristo, nuestro Señor."

[Oración Eucarística III] "Por eso, Padre, te suplicamos que santifiques por el mismo Espíritu estos dones que hemos separado para ti, de manera que sean Cuerpo y + Sangre de Jesucristo, hijo tuyo y Señor nuestro, que nos mandó celebrar estos misterios."

[Oración Eucarística IV] "Por eso, Padre, te rogamos que este mismo Espíritu santifique estas ofrendas, para que sean Cuerpo y + Sangre de Jesucristo, nuestro Señor, y así celebramos el gran misterio que nos dejó como alianza eterna."

Parte II - La proclamación del suceso...

Desde que el oficiante recita, en el idioma correspondiente, el equivalente a "Tomad y comed todos de él, porque esto es mi Cuerpo, que será entregado por vosotros." (Accipite et manducate ex hoc omnes... etc.)  hasta "Haced esto en conmemoración mía." (Hoc facite in meam commemorationem.)

Como hemos dicho anteriormente, el Magisterio oficial enseña que la Transubstanciación tiene lugar únicamente en la Parte II de la oración. Veamos detenidamente el tema - tanto en el plano físico como en el sobrenatural.


Análisis de los casos que se dan en la práctica

En el arreglo típico de un altar puede haber una o varias copas grandes (copones) con hostias no consagradas, uno o varios cálices con vino, una patena (platillo de metal) con la Hostia del oficiante (a veces acompañada de algunas partículas).

Caso I >>> Si el oficiante extiende las manos sobre la patena y el cáliz, pero no sobre las otras copas y cálices, entonces los cálices y/o copas que han quedado fuera de su alcance no reciben la imposición de manos. La primera parte de la formula no ha sido cumplida sobre todas las hostias ni todo el vino que se consumirán durante la Comunión.

Caso II >>> Si el oficiante extiende las manos sobre la patena y todos los recipientes de hostias y de vino mientras recita la invocación prescrita, la primera parte de la fórmula se ha completado correctamente.

Caso III >>> Si la primera parte de la fórmula se lleva a cabo correctamente (como en el Caso II) y el oficiante recita la segunda parte "Tomad y comed todos de él..." - únicamente sobre las hostias de la patena, y "Tomad y bebed todos de él..." únicamente sobre el vino del cáliz del oficiante, entonces no hay problema alguno. Gracias a la primera parte de la fórmula, las dos especies ya han sido Consagradas - convertidas en substancia en el Cuerpo y Sangre de Cristo.

En el último caso (Caso III), si la segunda parte de la fórmula fuese la única requerida para que se produzca la Transubstanciación, como cree el Magisterio, entonces únicamente las hostias y el vino sobre el que el oficiante recita las invocaciones correspondientes se convertirían en el Cuerpo y Sangre de Cristo. El resto seguiría siendo simplemente pan y vino.

Sin embargo, tal como son realmente las cosas, si la primera parte de la fórmula (ver Caso II) se ha cumplido, entonces sí que tiene lugar la Transubstanciación, lo cual es confirmado públicamente de una manera simbólica al ser recitadas las correspondientes invocaciones únicamente sobre la hostia y el vino del oficiante.

La importancia y necesidad de la segunda parte de la fórmula es "para sellar y proclamar oficialmente" el milagro que ya tuvo lugar durante la primera parte de la fórmula con la imposición de las manos sobre el pan y el vino.

Por lo tanto, cuando la primera parte de la fórmula no se realiza correctamente (imponiendo las manos sobre todos los dones mientras se recita la invocación correspondiente), no ha habido Misa. No ha habido inmolación y no hay Cordero de Dios que ofrecer al Padre por nuestros pecados.


La tragedia resultante

Uno puede considerar que la Transubstanciación sucede por la imposición de manos (tal como hemos sentenciado más arriba) o considerar que sucede en la recitación sobre las especies (tal como afirma la posición oficial). Bajo cualquiera de los dos puntos de vista, el resultado es que, si no se aplican las dos partes de la  fórmula, muchas Misas de hoy no son completas (1) y, en el peor de los casos, no hay Misa en absoluto (no sucede la Transubstanciación).

Está comprobado que esta tragedia sucede con frecuencia en Estados Unidos y también en Portugal y España, incluyendo Santuarios conocidos internacionalmente así como pequeñas poblaciones y grandes ciudades (2). Y, lamentablemente, sabemos que el sacrilegio sucede en todo el mundo.


Para confirmar en qué momento sucede realmente la Transubstanciación

Medite el lector en esto: Un oficiante sin manos no podría ofrecer el Sacrificio de la Misa. Sin embargo, un oficiante mudo podría ofrecer el Sacrificio de la Misa porque la invocación correspondiente solo necesita ser "recitada" en el Tiempo, ya sea verbalmente o mentalmente.

La clave para la Transubstanciación es la "imposición de manos". Es decir, cuando las manos se extienden sobre las ofrendas y se recita la correspondiente invocación, es entonces cuando el pan y el vino se transforman en el verdadero Cuerpo y Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

Para los que tengan la mente sintonizada a la teología mística, lo principal del mecanismo es lo siguiente:

Al hacer la invocación correspondiente, el Espíritu de Dios desciende sobre el Sacerdote Oficiante, entra en su manifestación física (cuerpo) en un punto localizado en el extremo frontal de arriba de la cabeza (donde se representan las Llamas del primer Pentecostés sobre San Judas y otros presentes en aquel tiempo) y fluye hacia y a través de las palmas de las manos que deben estar extendidas sobre los dones. (3)

Después de que se ha logrado correctamente, se proclama (confirma) en el Tiempo ("Tomad y comed todos de él..." y "Tomad y bebed todo de él...")

Es importantísimo que los errores y omisiones sean corregidos universalmente. No es solo que a muchos de los fieles se les priva del verdadero Pan del Cielo, con las dolorosas consecuencias que eso supone, sino que además estamos ofendiendo a la Santísima Trinidad de una forma gravísima.

¡Debemos dejar de ofender al Cielo!


EPÍLOGO (Añadido el 9 de Junio de 2007)

Las siguientes estadísticas revelan cómo ha caído en picada la importancia y realización de la Eucaristía - tal como María anunció en Garabandal. (*)

1. En enero de 1992 Gallup Poll informaba que "menos del 45% de los católicos que reciben la Santa Comunión al menos una vez a la semana reconocen que es verdaderamente el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo. (de un discurso dado por Rev. James Buckley, FSSP, y publicado en el número de Julio de 2000 del boletín Coalition in Support of Ecclesia Dei.)
2. En 1997, en la Diócesis de Rochester (Nueva York) se pasó una encuesta a personas católicas. Un mero 35% de los católicos entrevistados todavía creían que Cristo está verdaderamente presente en la Eucaristía. (The Remnant, número del 15 de Diciembre de 1997)
3. En una encuesta del New York Times/CBS Poll en el verano de 2003, el 70% de los católicos de edad entre 18 y 44 creen que la Eucaristía es meramente un "símbolo" de Jesús. (Regina Coeli Report, Kansas City, Missouri, número de Agosto de 2003)
4. Un estudio sugiere que el 70% de los católicos ya no aceptan la doctrina de la Verdadera Presencia de Jesús en la Eucaristía. (The Remnant, número del 15 de Octubre de 2006)

No sabemos si este 70% son completamente conscientes de que el creer en la doctrina de la Verdadera Presencia es un requisito para ser considerado católico. Expresándolo de otro modo, lo que vemos en la estadística es que el 30% de los "católicos" entrevistados participan en la Fe Católica; es decir, de 100 personas que dicen profesar la Fe Católica, un máximo de 30 son realmente católicos. El resto solo pueden ser considerados como amigos de católicos y deberían ser llevados amorosamente, a través de nuestro ejemplo, amabilidad y oración, a la Verdad.

(*)   Citando del último mensaje de Garabandal dado el 18 de junio de 1965 a través de la intervención del Arcángel San Miguel:

A la Eucaristía cada vez se le da menos importancia. Debéis evitar la ira de Dios sobre vosotros con vuestros esfuerzos... Ya estáis en los últimos avisos...


NOTAS                                           
(1) Solamente el oficiante y unos pocos de entre los fieles comulga con nuestro Señor. El resto han sido desatendidos.
(2) A continuación una lista parcial:

La aberración ha sido observada (pero no se limita a):
1. El Santuario de Nazaré, Portugal.
2. El Patriarcado de Lisboa, Portugal.
3. Las Diócesis de Leiria-Fátima y Guarda, Portugal.
4. Las Diócesis de Ciudad Rodrigo y Salamanca, España.
5. Las Diócesis de Galveston-Houston y Brownsville, Texas, U.S.A.

(3) Un mecanismo similar tiene lugar en la sanación de enfermos, durante el Sacramento del Bautismo, el Sacramento de Reconciliación, entre otros casos, y también en la ordenación sacerdotal y en la consagración de obispos.



Originalmente emitido en Inglés solo para distribución eclesiástica mundial en Octubre de 1996. Texas, U.S.A.
Versión para Internet publicada en Inglés
el 22 de Junio de 2001 - Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús
Publicado en Castellano por primera vez  el 18 de Diciembre de 2012
Revisado el formato de la publicación en Castellano el 25 de Abril de 2017


© Copyright 2001 - 2017 por The M+G+R Foundation. Todos los derechos reservados. Sin embargo, este documento puede ser reproducido y distribuido libremente siempre que: (1) Se dé crédito apropiado en cuanto a su fuente; (2) No se realice ningún cambio en el texto sin consentimiento previo por escrito; (y 3) No se cobre ningún precio por ello.

The M+G+R Foundation
Sobre Nosotros  y  Preguntas Frecuentes sobre Nosotros



Documentos Relacionados

Los Textos Sagrados Contienen la Palabra de Dios - Sí, Pero... ¿Cual de las 3,000 Traducciones de la Biblia es la Correcta?

Como determinar la Voluntad de Dios - No es tan difícil como parece



PÁGINA DE INTRODUCCIÓN AL DOMINIO (en Inglés)

PÁGINA PRINCIPAL

PÁGINA PRINCIPAL - Español

PÁGINA PRINCIPAL - Portugues

Sitio de emergencia de la PÁGINA PRINCIPAL


Nuestro Apartado de Búsquedas

Para buscar información en nuestro dominio Pinche Aquí

Índices generales de documentos: - Ordenado por Título - Ordenado por Nombre de Fichero


Future Use

Nota: Si la imagen de arriba no aparece sobre este documento, significa que no está usted viendo el documento original de nuestros servidores. Si tiene alguna duda sobre la autenticidad del documento, le recomendamos que acceda a nuestro servidor otra vez y pinche sobre el botón de "Refrescar" o "Recargar" de su Navegador para ver el documento original.

Si desea ponerse en contacto con The M+G+R Foundation, por favor Pulse Aquí y siga las instrucciones.